Novedad: ¿nos lees desde España? Hemos creado un canal de Telegram en el que compartimos ofertas que de verdad valen la pena. Nos lo estamos trabajando mucho, ¿te vienes?

Cómo vender ropa de Shein para ganar dinero

Shein es una tienda online china de moda, belleza y accesorios para mujeres. Si alguna vez has visitado o comprado en la página, ya sabrás que tiene un gran catálogo de productos y que sus precios son muy competitivos.

Atención: ahora puedes conseguir cupones ilimitados para Shein. Haz click aquí para descubrir cómo.

Esto ha hecho que muchas personas se pregunten si es posible vender productos de Shein entre sus vecinos y obtener ganancias.

Hoy te contaremos todo lo que debes saber sobre cómo ganar dinero vendiendo ropa de Shein.

¿Se puede vender la ropa de Shein?

Leyendo los términos y condiciones de la empresa nos encontramos con que en principio no se permite la venta, reproducción, modificación de sus prendas por medio de terceros sin autorización.

Parecería que las posibilidades de venta son nulas pero, ¿por qué hay personas que lo hacen sin tener problemas?

Aquí tienes algunos puntos que deberías considerar.

En principio, si no compras cientos de productos para montarte una tienda paralela de Shein es muy difícil que levantes sospechas. Es una tienda que opera en todo el mundo y en grandes cantidades por lo que no puede tener un control total.

Así mismo, no deberías alterar sus diseños, etiquetas o prendas haciéndolos pasar por propios ya que ello podría significar un problema más grave que la reventa.

Las personas que revenden lo hacen bajo perfiles de tiendas personales, algo así como pequeños negocios de segunda mano. Muchas veces ofrecen productos de distintas tiendas del estilo de Shein en pequeñas cantidades. No tendrás problemas operando de esta forma.

Así que, en definitiva, puedes estar tranquila: no hay problema si revendes prendas de Shein.

¿Cómo vender?

La mayoría de personas que deciden empezar a vender lo hacen como un segundo trabajo, para obtener algún ingreso extra, ya que no les demanda demasiado tiempo.

Tienes dos formas de hacer negocio:

Comprar para revender con un sobrecoste

Aquí lo que haces es usar tu dinero para comprar stock de la tienda para luego revenderla entre tus vecinas u online.

La ventaja de esta modalidad es que vas a poder hacer un negocio a medida, es decir, podrás vender prendas de un estilo o género determinado. Por ejemplo, podrías escoger entre el inmenso catálogo de Shein para crear tu propio estilo: por ejemplo, te puedes especializar en conjuntos deportivos para hombre o en vestidos de noche.

Al precio que has pagado por los productos tendrás que agregarle un porcentaje que será tu ganancia. Si haces de tu negocio algo más personalizado (ofrecer facilidades de pago, bolsas y tarjetas, envíos a domicilio) tal vez puedas sacar un porcentaje más alto y fidelizar clientela.

Ahora bien, esta forma de venta tiene como desventaja el hecho de que tú eliges las prendas (y las tallas) antes de saber qué necesita tu cliente, lo cual reduce tu oferta ante quienes están interesados en comprarte.

Ser un intermediario que vende a precios de página

Muchas personas todavía tienen reticencias al comprar por internet y prefieren que otra persona se encargue de realizarles el trámite: ahí entras tú en escena.

Serías el medio entre Shein y tus compradores, una especie de facilitador de compras. Pero para eso tienes que venderte como tal: debes hacerte de clientes, y verás que de a poco y con ayuda de el boca en boca cada vez serán más.

Atención: ahora puedes conseguir cupones ilimitados para Shein. Haz click aquí para descubrir cómo.

El cliente ve el catálogo de Shein desde su ordenador o celular y luego te pasa a ti los productos que quiere comprar. Te encargarás de juntar los pedidos de varios clientes y agregarlos a tu carrito para hacer un pedido. Una vez que lleguen, tú serás el encargado de recibirlo y distribuirlo entre los compradores individuales.

Tu ganancia puede salir del ahorro al pedir una gran cantidad de productos de golpe (luego hablaremos de esto) pero también puedes cobrar una comisión por cada compra que realices. Tú fijas el monto pero ¡ojo! puede haber competencia así que ten en cuenta eso.

Aquí puede que no necesites un capital tan grande para iniciar, algunos vendedores le piden al comprador la mitad del valor antes de realizar la compra y la otra mitad una vez que reciben el producto. Otros piden el valor total de entrada. Pero bueno, eso ya depende de ti y de tus posibilidades.

Ofreciendo tus servicios como intermediario no tendrás ningún problema legal. Además te aseguras de que el cliente efectivamente podra tener el producto y el tallaje que desea.

¿Cómo obtener ganancias?

Además de las comisiones que puedas cobrar por tu servicio o por el porcentaje que agregues al valor del producto, hay otras formas de ampliar tu margen.

Cupones y códigos promocionales

Esta es una buena forma de pagar menos por tu pedido. Hay distintas formas de conseguirlos:

  • Con tu registro en la tienda y en tu primera compra puedes obtener descuentos de distintos porcentajes.
  • Al suscribirte al newsletter también obtendrás un código promocional y envío gratis si eres un nuevo comprador de la tienda.
  • Puedes visitar la página a diario, a menudo aparecen nuevas promociones que puedes aprovechar.
  • Puedes conseguir cupones de Shein por fuera de la página. Algunas webs e influencers tienen sus propios descuentos.
  • También te recomendamos simplemente googlear «cupones shein«. Casi siempre hay alguna opción válida.

Pero ten en cuenta que a veces los cupones y códigos promocionales no son compatibles con las rebajas que ofrece Shein.

Clearpay

Si eres de España, esta es una forma de pago que podrías aprovechar si quieres vender productos de Shein. Te permite comprar y abonar más tarde sin intereses.

De esta forma no necesitarías de una inversión inicial, puedes comprar hasta €800,00 y devolverlo en cuatro pagos. Solo debes tener más de 18 años y contar con una tarjeta de crédito o débito desde dónde pagar tus cuotas.

Esto te permite financiarte: tú haces tus primeros pedidos sin pagar por ellos, y los cobras al momento, lo cual te da liquidez para reinvertir en nuevos productos..

Si quieres conocer más sobre esta modalidad haz click aquí.

Envío gratis

La tienda ofrece esta posibilidad cuando superas determinado monto en tu compra o bien en algunos días especiales, sobre todo los domingos. Te recomendamos que visites la pagina a diario para mantenerte al tanto y poder cazarlos inmediatamente.

Tarjetas de regalo

Esta es otra opción que deberías considerar ya que salen más baratas del monto que representan. Para que te hagas una idea, una gift card de €100,00 cuesta €90,00.

Para ver qué giftcard te conviene haz click aquí.

Puntos

Shein tiene un sistema de puntos en el que puedes sumar cada vez que realizas compras en la página. También puedes sumar puntos cada vez que publicas comentarios e imágenes sobre productos.

Estos puntos se transforman en descuentos en tus futuras compras, lo cual supone más margen de ganancias para ti.

100 puntos de Shein equivalen a $1,00 (dólar americano), y puedes sumar hasta 2000 puntos por día.

Si quieres saber más sobre los puntos Shein haz click aquí.

¿Dónde vender?

Como no debes pretender sacar grandes réditos comerciales y económicos de estas ventas, te recomendamos que lo hagas en círculos de personas que conoces. Puedes optar por:

Redes sociales

Tanto si decides invertir o ser un intermediario, debes publicitarte. La interacción con los clientes y la publicación de contenido hará que tu negocio se crezca. Hoy todo pasa por las redes sociales así que una buena forma de dar a conocer a tu es abriendo una cuenta en Instagram.

Para vender el stock tendrás que sacarle fotos. Crea tu propia estética y estilo, y publica esas fotos a menudo para ganarte un hueco en el recuerdo de tus seguidores.

Lo mismo si ofreces tu servicio como intermediario de compra: puedes tomar fotos de los pedidos de otros clientes, subir ideas de outfits, hacer posts informativos sobre lo que haces, recopilar opiniones sobre tu servicio, etc.

Venta en grupos

Puedes crear grupos de difusión en los que vayas avisando sobre los productos que tienes disponibles en ese momento o sobre los que tendrás disponible pronto.

De esta forma también puedes establecer las fechas en las que realizarás pedidos si eres intermediario. Te recomendamos hacerlo solo una o dos veces al mes, así podrás juntar una cantidad importante de pedidos y reducir costos.

Además, si realizas muchos pedidos de grandes cantidades por mes podrías llamar la atención de Shein.

Plataformas de venta entre particulares

Facebook Martkeplace, Wallapop o Letgo son excelentes opciones gratuitas para darle visibilidad a tu negocio.

Pero recuerda escoger la app que se use más entre tu público.

Tienda virtual

Complementa a las otras dos opciones podrías optar por abrir una tienda virtual en sitios como Beseif. Es una buena forma de vender a particulares de modo organizado.

Te creas la tienda, subes y configuras las fichas de tus productos, y listo. Cada cliente elige entre lo que tienes disponible, también realiza su pago y establece cómo prefiere recibirlo.

No obstante, este tipo de sitios te cobrará una comisión.

Resumen de consejos

Para terminar te dejamos esta lista de consejos que pueden ayudar a organizarte y a animarte a vender en cualquiera de las dos formas que te explicamos arriba.

Venta a precio de pagina (intermediario)

  1. Busca clientes: cuando de iniciar negocios se trata debes crear redes de relaciones. Tus amigos, conocidos y familia pueden comentarle sobre tu servicio a otras personas. De esta forma te irás dando a conocer y ganando clientes.
  2. Crea grupos de difusión y redes sociales: si van apareciendo interesados puedes crear grupos de difusión en tu servicio de mensajería favorito. A la par un perfil en Instagram podría ayudarte a darte a conocer entre más personas. Allí les avisas fechas en las que vas a realizar pedidos y toda la información necesaria.
  3. Reúne puntos y cupones: este punto es fundamental para generar tus ganancias. Venderás los productos al precio que figuran en Shein pero por medio de estos descuentos los pagarás a un precio menor.
  4. Establece tu modalidad de pago: deberás informarles a tus clientes cómo pagar  sus productos. Puedes optar por cobrarles una parte antes o todo cuando lo reciban. Aquí también deberás establecer si les cobrarás o no una pequeña comisión por el servicio.
  5. Haz el pedido: cuando logres reunir varios productos de clientes en tu carrito llegó la hora de concretar la compra. Te recomendamos hacer dos o tres pedidos por mes para que puedas organizarte mejor y para no tener problemas a la hora de recibirlos.
  6. Entrega los pedidos: coordina con los compradores formas, días y horarios. Ten en cuenta que si se los llevas a domicilio podrías lograr dar un mejor servicio y que vuelvan a realizar compras contigo.

Venta con sobrecoste (revendedor)

  1. Establece tu presupuesto inicial: no necesitas de grandes cantidades para iniciar. Por ejemplo, podrías comprar entre 10 y 20 prendas, y pagar entre €100,00 y €150,00. Considera la opción de financiar tu compra si no dispones de liquidez.
  2. Establece forma y modalidad de pago: decide si tus clientes deberán pagar en efectivo, PayPal, transferencias o con tarjetas en cuotas por meses. También puedes hacer una tienda virtual (Beseif o similar) y cobrar por medio de ella.
  3. Define tu estilopara hacerlo de forma profesional deberías optar por dedicarte a una sola categoría de indumentaria. De esta forma podrás consolidar tu tipo de cliente objetivo y fidelizarlo.
  4. Inicia una cuenta en Instagram: es la mejor forma de publicitar tu negocio. Incluso puedes pagar por publicidad (tiene costos muy bajos) y así lograr que gente de tu zona sepa de tu negocio.
  5. Consigue puntos y cupones: recuerda que los sobrecargos de precios no pueden ser tan altos así que esta es una forma de hacer que aumenten tus ganancias.
  6. Realiza la compra: una vez que hayas decidido que quieres vender es hora de elegir los productos. Ten en cuenta diversidad en talles y en modelos para atraer a más clientes. Recuerda que no hace falta comprar 100 prendas de entrada.
  7. Fotografía las prendas y mantén tus redes activas: haz pequeñas producciones en tu hogar y toma fotografías que se vean lindas y muestren los atributos de las prendas. Todo entra por los ojos así que ten en cuenta la iluminación y haz tomas desde distintos ángulos. Sube fotografías a diario para que el algoritmo de Instagram te muestre más a tus seguidores.
  8. Cobra y envía las prendas a los clientes: Una vez que lleguen los pedidos puedes encargarte de armar otras bolsas personalizadas por ti: haz un sello propio y tarjetas. Establece puntos de entrega, retiros o envíos a domicilio y recibe el pago de los productos.
  9. Haz que tu negocio sea legal: cuando ya hayas hecho un par de ventas (5-10 prendas) te recomendamos que te des el alta como empresario. De esta forma podrás mantenerte en regla y declarar tus ganancias legalmente. Puede ser una opción interesante si piensas en consolidar tu negocio a medio-largo plazo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *